Piscina del cerro San Cristóbal abrio sus puertas en plena alza de contagios en la Región Metropolitana
01/12/2020
Nacimientos de hijos de padres chileno-venezolanas superan por primer año a los parejas chileno-peruanas
01/12/2020

Martes 01 diciembre de 2020 | 19:00

Por CRTV

Fuente RBB

“Obviamente que nosotros queremos ponernos en la situación más compleja, eso significa aumentar en más de 1.000 el número de camas que tuvimos en la peor época de la pandemia”.

Con esas palabras, el ministro de Salud, Enrique Paris, dio a conocer este lunes el plan del gobierno para enfrentar una segunda ola de contagios, la que según proyecciones oficiales se prevé que podría desencadenarse en enero.

En efecto, esta semana se conoció que nueve regiones han aumentado sus contagios, lo que mantiene alerta a la autoridad sanitaria, especialmente en consideración a lo ocurrido en países del hemisferio norte con la llegada del invierno.

Sin embargo, más allá de la preocupación manifestada por el secretario de Estado, especialistas acusaron este martes señales contradictorias de parte del Ejecutivo y consideran que la prevención está al debe, al privilegiar un enfoque hospitalocéntrico, tal como ocurrió en las semanas previas a la primera ola.

“El alza de casos es una respuesta también a la fatiga de la población, pero también es una respuesta a una falta de estrategia de comunicación de riesgos adecuada”, fustigó la presienta de la Sociedad Chilena de Epidemiología, María Paz Bertoglia consultada por Radio Bío Bío.

En esa línea apuntó que “por un lado nos indican que se están preparando para una segunda ola, pero por otro abren las fronteras, flexibilizan criterios para que las personas puedan viajar”.

Son “mensajes contradictorios que pueden hacer disminuir su conducta protectora y por lo tanto aumentar aún más los casos”, critica.

Una opinión similar manifestó el secretario nacional del Colegio Médico, José Miguel Bernucci, quien sostuvo que los anuncios del Gobierno provocan una disminución de la percepción del riesgo.

“Por un lado se le pide a la gente que se cuide, que va a ver una eventual segunda ola, pero por otro lado se abren las fronteras, se reanudan los viajes para los adultos mayores, se generan incentivos para la apertura de casinos”, reclamó Bernucci.

“Estas señales dicotómicas -prosiguió- finalmente generan que las personas disminuyan la percepción de riesgo y es justamente uno de los grandes problemas que hemos tenido”.

En una conferencia de prensa ofrecida este martes en La Moneda, el ministro de Salud, Enrique Paris, defendió el plan del Gobierno y descartó que no contemple prevención.

“Vamos a reforzar todo el plan de testeo, trazabilidad y aislamiento, vamos a reforzar los equipos sanitarios, vamos también a mejorar o hacer más comunicación de riesgo. Es decir, lo primero es una etapa de prevención”, indicó.

“Si a pesar de eso tenemos un aumento de los casos, obviamente que también tenemos que estar preparados desde el punto de vista hospitalario”, añadió.

Tal como se ha indicado en los últimos meses, otra de las estrategias del Gobierno es el programa de vacunación. Al respecto, el presidente Sebastián Piñera, reiteró esta jornada que comenzará el primer trimestre del próximo año.

“Para esto hemos tenido comunicación, negociaciones, hemos logrado acuerdos o hemos firmado contratos con muchos laboratorios. Nuestro objetivo es poder contar con una variedad de opciones, de vacunas y tecnologías, entre los candidatos más promisorios”, sentenció.

Mientras se discute la estrategia del Ejecutivo, la pandemia sigue avanzando: en las últimas 24 horas se confirmaron 1.119 contagios y 20 muertes a causa del virus.

Con esto, los pacientes activos se alzan a los 9.089. El total de contagios confirmados llegan a los 552.864 y los fallecidos con PCR positivo se empinan a los 1.543