El Departamento de Extranjería y Migración (DEM) y el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) estimó que la población extranjera que reside habitualmente en Chile está compuesta por 1.462.103 personas.

La cifra implica un alza de 0,8% respecto a igual fecha de 2019 y un aumento de 12,4% en comparación con 2018, considerando cifras actualizadas para ambos años (1.450.333 personas en 2019 y 1.301.381 personas en 2018).

“Si bien estas estimaciones se construyen con base en el Censo de 2017, su actualización se sostiene en registros administrativos que provienen de la Policía de Investigaciones, el Ministerio de Relaciones Exteriores y el Servicio de Registro Civil e Identificación (…)”, explicó la directora nacional del INE, Sandra Quijada, al presentar las cifras.

Por su parte el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, plateó que “este es un trabajo que da cuenta del esfuerzo para que cualquier organismo público y organizaciones de la sociedad civil puedan trabajar con estos datos en política pública”.

Al igual que la tendencia reflejada en las estimaciones de 2018 y 2019, la mayoría (poco más de 79% del total) de las personas extranjeras residentes en el país al 31 de diciembre de 2020 proviene de Venezuela (30,7%), Perú (16,3%), Haití (12,5%), Colombia (11,4%) y Bolivia (8,5%).

Los colectivos extranjeros que en términos relativos más disminuyeron su presencia en 2020, en relación con 2019, fueron los de Estados Unidos (-4,6%), Alemania (-3,3%) y Colombia (-0,9%), mientras que los mayores incrementos relativos se dieron en los colectivos provenientes de Cuba (8,3%), México (4,2%) y Bolivia (2,4%).

Respecto a 2018, sin embargo, todos los colectivos aumentaron a excepción de los provenientes de Estados Unidos, Alemania y Francia.

Los principales incrementos se dieron en las personas de Venezuela (34%), Cuba (12,6%) y Bolivia (12,5%).

¿Cómo son esas personas migrantes?

Del total de personas extranjeras a diciembre de 2020, 744.815 son hombres (50,9%) y 717.288 son mujeres (49,1%), éstas últimas denotan una leve alza en la proporción de ellas respecto a 2018, cuando alcanzaron el 48,7% del total.

En tanto, aproximadamente la mitad (48,0%) tiene entre 25 a 39 años, siendo el grupo de 30 a 34 años (17,8%) el con mayor porcentaje de población y el que, a su vez, más aumentó su proporción respecto de los años anteriores (en 2018 representaban el 16,3%).

Por el contrario, destaca la disminución de las personas entre 20 a 24 años, que pasaron de representar el 12,2% del total de extranjeros en 2018 a 9,0% en 2020, y el tramo de 0 y 4 años, que bajó de 2,6% a 1,3% en el período.

Por su parte, todos los grupos etarios, a partir de los 30 a 34 años, crecieron en el total de personas.