Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado de Chile por “deuda histórica” a profesores
21/12/2021
Chile recibirá a Argentina en la altura de Calama, el 27 enero 2022
21/12/2021

Martes 21 de Dic, 2021 | 15:30

Tras dos días de haberse llevado a cabo la segunda vuelta presidencial, se continúan generando reacciones luego de los problemas de transporte público que vivió la jornada, la cual se vio marcada por la falta de buses en las calles de Santiago y diversas regiones del país, ahora fue el turno de Claudio Orrego, gobernador de la Región Metropolitana, quien solicitó al Presidente electo, Gabriel Boric, que el control del transporte pase a manos de la gobernación regional. 

“Queremos aprovechar que tenemos un Presidente electo para decirle: Presidente, llegó el momento de dar un paso en la descentralización y traspasar el transporte público a la ciudad de Santiago, donde el gobernador elegido por la ciudadanía, en colaboración y con participación de los alcaldes, tome las decisiones, fiscalice y planifique el transporte como se planifica la ciudad“, declaró Orrego.

Esto es lo que ocurre en las ciudades más importantes y mejor gobernadas del mundo“, agregó.

Esta petición de Claudio Orrego a Gabriel Boric, tiene distintas directrices, una de ellas es que la Dirección de Transporte Público Metropolitano (DTPM) pasé a control del gobierno regional, usando como explicación este llamado del Presidente electo de que quiere tener menos poder cuando termine el mandato que cuando comenzó. 

Pero Claudio Orrego no es el único que se ha referido a este problema del transporte público vivido durante el pasado domingo 19 de diciembre, ya que un grupo de alcaldes se unió y solicitó la renuncia de la ministra Gloria Hutt, titular de Transportes, a la cual se le apunta la responsabilidad política de este hecho. 

Por su parte, el alcalde de Cerro Navia, Mauro Tamayo, es uno de los jefes comunales que solicitó que la máxima autoridad del transporte de la República dé un paso al costado.

“La ministra, independiente de las causas, no logró dar respuestas a una planificación que fracasó. Todos los que estamos acá somos jefes de servicios, cuando un directivo no es capaz de cumplir con el mandato que se le entrega, debemos ser nosotros que pida la salida de ese directivo”, precisó. 

La ministra no fue capaz, no dio el ancho por lo tanto debe cumplir con su responsabilidad política y poner su cargo a disposición”, agregó.

Además, se anunció que la DTPM solicitó a las empresas que operan el Transantiago que entreguen detalles sobre el despacho de buses durante las elecciones del domingo, por lo que tiene plazo hasta el jueves 23 de diciembre, ya que si no cumplen, arriesgan multas.